• Jue. Nov 30th, 2023

Salud Pública concentra esfuerzos en prevenir brotes de leptospirosis y otras enfermedades infecciosas

Santo Domingo.- El Ministerio de Salud trazó los lineamientos de atención a los pacientes con síntomas de enfermedades, tras estar expuestos o haber tenido contacto con aguas y ambientes contaminados durante y después de los fuertes aguaceros que afectaron el territorio nacional.

Las instrucciones generales a las Direcciones Provinciales y Áreas de Salud (DPS/DAS) son vigilar la situación de salud que puedan presentar las poblaciones de sus respectivas demarcaciones y mantener estrictas medidas preventivas.

En reunión extraordinaria este domingo, con sus equipos técnicos, el doctor Daniel Rivera, ministro de Salud, pasó balance al escenario sanitario luego del disturbio atmosférico que este fin de semana produjo fuertes inundaciones en gran parte del territorio nacional, y explicó que, con la coordinación de las alcaldías, las cuales procederán a limpiar los desechos dejados, la entidad adoptará medidas de aplicación inmediata, dirigidas a garantizar la salud de las personas.

Estas acciones contenidas en el Plan de Prevención, Mitigación y Respuesta, se aplican en coordinación con organismos de ayuda humanitaria y el Comité de Operaciones de Emergencias (COE).

Rivera hizo incapié en las labores que aseguran una mayor vigilancia sanitaria e hizo un llamado a la población en sentido general para que apliquen las recomendaciones de los organismos competentes.

«Es necesario detectar y dar seguimiento a los casos de pacientes febriles y darles tratamiento temprano, para prevenir efectos de la leptospira y otras afecciones. Las DPS/DAS quedan instruidas de dar seguimiento a estas acciones y poner especial atención a embarazadas, adultos mayores, niños, personas con enfermedades de base, personal de zonas agrícolas y otro segmento de la población que vive en zonas vulnerables», dijo.

Reiteró la importancia de que los servicios notifiquen oportunamente a la Dirección General de Epidemiología local y, de esta, al Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica (SINAVE), cualquier caso sospechoso de enfermedades infecciosas que presenten fiebre, malestar gástrico, dificultad respiratoria, síntomas de dengue, cólera y otras afecciones, para descartar casos de leptospirosis y prevenir complicaciones.

Dentro de los grupos en condiciones de vulnerabilidad, se ha intensificado el cuidado y atenciones a mujeres en etapa de gestación, principalmente las del tercer trimestre de embarazo, para evitar situaciones de alto riesgo en caso de movilidad o condiciones de los lugares donde se encuentren. Además, niños, niñas, adultos mayores y personas con comorbilidades.

«La leptospirosis es una de las enfermedades que pueden derivarse de las lluvias por las malas condiciones ambientales. En ese sentido, disponemos de medicamentos (doxiciclina) para aplicar a aquellas personas que hayan estado expuesta a aguas estancadas y lodo, pero además tenemos vacunas para la difteria, tétanos, influenza y otras, contenidas en el esquema básico de vacunación, e insumos para contribuir con la higiene en los hogares», expresó Rivera.

En cuanto al cólera, Rivera precisó que continúan trabajando en la zona de La Ciénaga, en la provincia Barahona, donde se detectó el foco reciente, pero que la enfermedad está controlada. No obstante, están atentos a las notificaciones oportunas, a fin de atender adecuadamente a los posibles pacientes, ya que es otra de las enfermedades que aumenta con las inundaciones.

A través del Grupo Sectorial Agua, Saneamiento e Higiene (GASH) se hará la vigilancia, para garantizar calidad del agua en las diferentes comunidades del país y principalmente en los alojamientos temporales, si fuere necesario habilitarlos para proteger a personas desplazadas, producto de las inundaciones.

Recomendaciones

El organismo de Salud reiteró la importancia de que la población ponga en práctica las recomendaciones que contribuyen a prevenir enfermedades: potabilizar el agua para consumo, principalmente si es de fuentes desconocidas y convertirla en agua segura, mediante la aplicación de 5 gotas de cloro por galón, especialmente las personas que almacenan el líquido; también pueden hervir el agua y lavar bien los utensilios.

Mantener constantemente el lavado de manos con suficiente agua y jabón, después de ir al baño o letrina, antes de comer y manipular los alimentos. Lavar bien los vegetales, frutas y los utensilios de la cocina y latas de alimentos antes de abrirlas; evitar el consumo de alimentos enlatados con fecha vencida.

También indica que en caso de una persona presentar fiebre o malestar general como dolor de cabeza, dolor de estómago, diarrea, entre otros síntomas, debe dirigirse de inmediato al centro de salud más cercano, ya que estos están debidamente abastecidos con los insumos, equipos y medicamentos necesarios, para enfrentar cualquier eventualidad.

En la reunión participaron, viceministros, personal técnico de las principales instancias, directores provinciales y de Áreas de Salud, entre otros.

Por admin

Deja una respuesta